Hablemos específicamente del público infantil: sobran los estudios que ponen de manifiesto cómo y cuánto influye esta actividad, tanto en el desarrollo motriz como en los aspectos cognitivo y social de un niño.

Quienes ponen en práctica esos conocimientos con cada niño que por primera vez se enfrenta a una pileta de natación con la misma fascinación, ansiedad, angustia o alegría que podría provocarle el mar abierto, decidieron –una vez más- debatir y analizar cómo mejorar su trabajo intercambiando experiencias. Con este objetivo y bajo la consigna "por un niño activo y saludable" se llevaron a cabo las 2das Jornadas de la natación aplicada al desarrollo infantil.

Más de 100 asistentes venidos de Chile, Uruguay, Brasil y Argentina, profesionales vinculados con la actividad; profesores, directores de escuelas de natación, psicólogos, psicomotricistas y kinesiólogos, pudieron poner en palabras sus vivencias en el trabajo con chicos con distintos síndromes o trastornos, y compartir los resultados de todas esas experiencias.

"Participar en esta segunda Jornada NADI fue muy interesante porque pudimos compartir nuestra visión de esta importante labor para garantizar la seguridad y el desarrollo de los niños a través de la natación”, sostuvieron los disertantes brasileños Sandra Rossi Madormo y Rafaele Madormo. Estos referentes de la docencia del vecino país agregaron que “hemos sido capaces de comprender mejor el importante trabajo de esta asociación, y la calidad de sus acciones en beneficio de la natación infantil en Argentina".

El encuentro generó un espacio para pensar en ideas creativas relacionadas con la actividad acuática, profundizar aspectos de la seguridad, abordar los conceptos de la natación terapéutica, y conocer cómo se puede transmitir bienestar al bebé desde la natación durante el embarazo. La intención no fue sólo el análisis de aspectos vinculados con todo lo hecho en la actividad hasta ahora, sino también pensar en cómo encarar desafíos a futuro, bajo la concepción de concientizar sobre los valores de la natación proyectados a nivel nacional e internacional.

En este sentido, fue valiosa la presentación de la investigación realizada por la universidad Grifitth de Australia, traducida al español por la Asociación NADI, para garantizar el acceso a todos los presentes de lo relevado por ese trabajo científico vinculado con los beneficios de las actividades acuáticas desde la primera infancia.

Hubo momentos emotivos cuando se escuchó el testimonio del medallista de la selección argentina paralímpica, Maxi Matto, quien llenó de vida y aliento el espacio a la hora de pensar cómo formar futuros atletas más allá de las adversidades a las que la vida a veces nos enfrenta.

“Las actividades acuáticas infantiles están en un constante crecimiento y los profesionales debemos estar a la altura de esta circunstancia”, sostuvo la profesora Jaqui Esquitino, directora de Nadi, quien destacó los vínculos sólidos con profesionales de otros países como Brasil, México, Chile y Uruguay para generar una red latinoamericana que trabaje en favor del desarrollo saludable del niño, y pueda mostrar al mundo los alcances logrados con gran calidad.

Terminaron las jornadas 2015 y todos los profesionales reunidos en un evento dedicado de lleno a pensar en la natación como género formativo deportivo, pero también como actividad de inclusión, de progreso, de superación, de desarrollo y –por qué no- como modo de vida, ya están preparando lo que se viene para el 2016.

 
 
Participaron de las jornadas más de 100 asistentes
venidos de Chile, Uruguay, Brasil y Argentina